Boletín N° 2 – 2016 – ¿Es posible alcanzar la estabilidad laboral?

En los cambiantes tiempos de hoy, lograr tener un puesto aunque es importante no es suficiente, pues el hecho de obtenerlo si bien es un logro, no es el más trascendental. Como reza el dicho popular: “Lo importante no es llegar sino mantenerse”, pero mantenerse bien.
Lo único constante es el cambio
 
En los últimos años se han producido grandes cambios en la historia de la humanidad y a nivel empresarial este fenómeno no es ajeno. Actualmente, las organizaciones requieren personas con pensamientos más proactivos que se adapten a las nuevas realidades del día a día, que demuestren más competitividad y respondan satisfactoriamente a los desafíos de la vida empresarial, familiar y social.
 
A pesar de los cambios que se siguen presentando y de la evidencia de que el desarrollo nos involucra directamente a todos, pues nos vemos afectados por las mega tendencias que se imponen en el mundo, hay muchas personas que aun así prefieren no ver lo que ocurre a su alrededor; no notan la diferencia entre el ayer y el hoy, y más preocupantemente, la diferencia entre el hoy y el mañana.
 ¿Cómo lograr la excelencia?
 
Trabajar porque se ama hacerlo, porque se ve en esta opción la posibilidad del desarrollo personal y familiar y con esta actitud asistir a laborar.
Conocer cuáles son las expectativas que se tienen respecto al desempeño personal. Es increíble pero las responsabilidades adquiridas son con el tiempo olvidadas por muchos, que aunque quieren conservar su estabilidad, pasan por alto este importante detalle. 
Caminar un kilómetro más. Aunque sea una frase repetida en muchas ocasiones, es la actitud de aquel que va más allá y que fácilmente se hace candidato no sólo a perseverar su trabajo sino quizás a ganarse un ascenso. 
No convertirse en un problema. Las personas problemáticas, negativas y conflictivas terminan siendo un fastidio en cualquier parte y la reacción típica respecto a éstas es el rechazo. 
 
En economías como la nuestra si no nos perfilamos por encima de la media, estamos llamados como la teoría de Darwin a desaparecer del panorama laboral y esto es así porque básicamente encontramos gente nueva cada vez más dispuesta en niveles de preparación superiores. De aquí la importancia de identificar cuáles son esas conductas que favorecen la excelencia en nuestro actuar y llevarlas a cabo.
 Cada momento que se nos presenta es una oportunidad única para mejorar, para seguir en el proceso de la excelencia y de la realización. No los pierdas y aprovecha cada situación, pues tu vida laboral será tan brillante como lo desees. No olvides que la mejor recomendación profesional que alguien puede tener es la combinación del trinomio perfecto: una excelente actitud que le hace ser un gran ser humano, excepcional desempeño y por supuesto, buenos resultados.

Fuente: SafetyWorkla.

Boletín N° 2 – 2016 – ¿Es posible alcanzar la estabilidad laboral?.

About the author: Medina y Rivera