Boletín N° 24 – 2015 – Da paso a un nuevo comienzo

Diciembre no es sólo el último mes del año, es una de las épocas más significativas para muchas personas, por asociarse con el período de descanso, la unión familiar y la realización de balances sobre los proyectos realizados durante los últimos 11 meses.
 
Utiliza estos días para poner en orden tus finanzas, relaciones personales y valorar el nivel de cuidado que le estás dando a tu salud. Estas fechas se convierten en el momento perfecto para plantearse cambios vitales en la vida, antes de comenzar un nuevo ciclo.
 
¿Qué asuntos dejaste sin resolver? ¿Qué planes vas a desarrollar en el 2016? Aprovecha la oportunidad que tienes de “volver a comenzar”. Empieza por buscar la paz y tranquilidad que te permitan tener claridad mental y tomar decisiones más acertadas ¿Cómo hacerlo? Es más sencillo de lo que parece…
 
Mejores relaciones
 
Sí, por favor y gracias: son sencillas normas de cortesía que seguramente nos inculcaron nuestros padres, pero que muchos olvidamos practicar en el día a día. Di sí, sé asertivo y positivo. Acepta las opiniones de los demás, asume las situaciones y personas tal y como son; “deja de luchar por cambiarlas”, evita sufrir por los demás. 
 
Cuando digas por favor, hazlo de corazón, con respeto por los demás, y practícalo a todo nivel, desde tu familia o compañeros de trabajo, hasta la señora que realiza las labores de aseo en la empresa.
 
Otro aspecto importante es dar gracias por lo que tienes, por tu trabajo, relación amorosa, por tener la capacidad de levantarte cada día y realizar diferentes actividades, por tener alguien en casa que te ama, por todo lo bueno que hay en tu vida, da gracias.
 
Sí, por favor y gracias, prueba a decir estas tres palabras y notarás un cambio de actitud de ti hacia los demás y viceversa. De aquí en adelante seguramente el cumplimiento de ciertos objetivos se facilitará, puede sonar una acción insignificante pero tiene un gran poder.
 
Finalmente, pregúntate: ¿Por qué empezar el año con conflictos no resueltos? Trata de limar asperezas con aquellos con quienes tuviste dificultades en el pasado. Acércate a esa persona y dile algunas palabras amables, ofrécele una sonrisa, retomar de nuevo una buena relación o al menos sacar los rencores de tu corazón te ayudará a sentirte más tranquilo.
 
En cuanto a lo económico
 
Muchos queremos empezar el año sin deudas, si no es posible, planifícate para, por lo menos, no incrementar el monto de éstas en Navidad, compra más con la razón que con el corazón. La tarjeta de crédito no es un dinero extra, es una deuda a futuro.
 
Ten cuidado además con los descuentos que te impulsen a adquirir cosas que realmente no necesitas y programa lo que puedes gastar, contemplando los pagos que se vienen a principio de año, como el colegio de los niños, por ejemplo.
 
Preocúpate también por la salud
 
Por las ocupaciones diarias que se tienen durante el año, muchas personas omiten realizarse los exámenes médicos de rutina que son necesarios para confirmar o descartar diferentes tipos de enfermedades; aprovecha que tienes unos días de descanso y ponte al día en estos asuntos, no empieces el año sin saber cómo se encuentra tu salud, recuerda que sin ella tus demás planes no tendrán fundamento. Recuerda también llevar a controles a tus niños e invitar a otros familiares a que también se chequeen.
 
Nos encontramos a punto de cerrar un ciclo, analiza las acciones que realizaste durante el año y el impacto que tuvieron en los demás, aprovecha esta oportunidad para visualizar si vas por buen camino o cambiar de rumbo si es necesario. Sea lo que sea que te propongas, empieza a pensar en ello y a trabajar en obtenerlo, para que pronto sea una realidad.

FUENTE: SAFETYWORKLA

Boletín N° 24 – 2015 – Da paso a un nuevo comienzo.

About the author: Medina y Rivera